TIMAR: EL FUERTE
CONCLUSIONES

    Aunque lleva más de X siglos abandonado, convertido en un simple campo de labor, tras ser destruido por Abderramán III en el año 913, todavía pueden ser contemplados en la loma de 'El Fuerte' los restos de lo que probablemente fuera el castillo de: 'Hisn Xubalejo' cuyos ocupantes atemorizaron esta zona de la Alpujarra ya que se trataba de: '... gente de guerra para tener sujetos los lugares de aquel partido, que eran los mas inquietos de la Alpujarra, ...' a tenor de lo cual, posiblemente, el pueblo de Tímar, ubicado un poco más abajo en su ladera y que en los textos antiguos aparecía con la denominación de Timen (que se corresponde con una palabra latina que significa 'Temor'), deba su nombre a la existencia en su día de la fortaleza.

    Una hipótesis bastante plausible, ateniéndonos a la orografía del terreno, es que al destruir 'El Fuerte' también se pretendió desligarla de Timen, donde posiblemente vivieran buena parte de sus pobladores, por lo que los límites de su territorio en vez de continuar por los lugares que vienen delimitados por los accidentes naturales del terreno se desplazaron para dejar fuera de su jurisdicción el recinto ocupado por la fortificación.

    Otra posibilidad apuntada por Jean-Christian Spahni, y otros autores como Isidro de las Cagigas, es que el fuerte de Tímar sea una construcción diferente a la de Juviles, ya que este autor llega a afirmar que: " Más arriba de Juviles, se ven todavía los restos de la fortaleza y del castillo edificados por los moros. Lo mismo ocurre en Tímar, que muestra las ruinas de dos aljibes y de fortificaciones".

( los entendidos en estas materias justifican esta discrepancia indicando que ciertamente 'El Fuerte' está por encima de Juviles ya que su cota es de 1.304 m. frente a los 1.265 de Juviles )

    No obstante, la afirmación se Spahni se complementaría con las aparentes contradicciones que hay en los relatos de sobre los hechos acaecidos en estos lugares durante la sublevación de los moriscos y que ya enumeramos al documentar bibliográficamente el tema:

  1. Como campo de labor que era, su valor como refugio para los habitantes de Jubiles debería ser muy pobre ya que carecía de lugares donde guarecerse ni tiene posibilidad para un fácil abastecimiento (agua o comida), máxime si se compara con las magníficas facilidades para ocultarse que ofrecen las estribaciones de la Sierra.
  2. Aunque se ubicara una pieza de artillería en su entrada sería del todo ineficaz, ya que no impediría un fácil asalto por su flanco Sur y Oeste (que no estaba concluido).
  3. Cuando tras la expulsión de los moriscos se efectúa el repartimiento de estos territorios, no hay constancia ni mención a las reformas y reparaciones que en teoría habían sido realizadas unos años antes.

    No obstante, la descripción que Luis del Mármol Carvajal hace de el Fuerte se puede acercar bastante (aunque no con exactitud) a la configuración de algunos elementos que aún se observan en la actualidad: "... el castillo, que habian empezado a reparar y a fortalecer y tenían hechos bastiones con sus casamatas y trincheras de tapias gruesas y dos aljibes grandes para coger el agua de las lluvias y un horno de pan y una casa para munición y morada de Aben Abó, ...". En su contra se podría argumentar que, a parte de no coincidir con los elementos que actualmente se pueden ver (3 aljibes y 2 hornos), el perfil que dibuja se puede amoldar fácilmente a las características propias de este tipo de construcciones para aquella época.


    Con independencia de las distintas hipótesis planteadas que exigirían un estudio mucho más profundo y exhaustivo por expertos en la materia, lo que si podemos constatar (al igual que cualquier persona que quiera acercarse a conocer este lugar) en contra de lo que diversos autores afirman, es lo siguiente:

    Como ponemos de manifiesto en diversos apartados de esta página web el cerro de 'El Fuerte', así como sus aledaños, constituye un magnífico entorno natural de un indiscutible valor histórico, ecológico y paisajístico: en estos parajes es posible observar desde águilas perdiceras a búhos reales y cabras monteses; en sus estribaciones (tanto por el río Tímar como por el río Nieles) el paisaje es espectacular, virgen y de una gran belleza. Es por ello que si a estos valores se le suma además el referente histórico de la fortaleza, nos encontramos en uno de los enclaves con mayor potencial para el turismo ecológico de toda la comarca, que para su conservación y protección bien merecería la inclusión de toda esta zona dentro del parque Natural/Nacional de Sierra Nevada.

  Ampliar:   800x520 - 126Kb.  

Valle del río Tímar (ampliar)
Vista del río Tímar tomada en las proximidades de 'el guiaero', con
El Tajo del águila y el Fuerte (a la derecha) y el cerro de los Riscos (a la izquierda).

    Si tenemos en cuenta que uno de los pilares fundamentales del futuro socioeconómico de esta comarca se ha de basar en el llamado turismo rural, 'El Fuerte' y todos sus alrededores brindan unas expectativas inmejorables, en este campo, para el desarrollo sostenible de toda esta zona de la Alpujarra.

    Teniendo en cuenta que la muralla marca el límite entre los municipios de Juviles y Lobras-Tímar, su rehabilitación obliga a un entendimiento conjunto de ambos pueblos, por lo que un posible primer paso sería la creación de escuelas taller en estos municipios que permitiesen, que con el asesoramiento de expertos de la Universidad o de la Consejería de Cultura, llevar a cabo la recuperación y restauración de los restos existentes. Simultáneamente se podrían habilitar senderos que circundasen los muros de la fortaleza, facilitando el recorrido a lo largo de todo su perímetro (*), así como la recuperación de caminos y veredas antiguas que comunican con los distintos pueblos y lugares de los alrededores y que en parte se ha comenzado ha realizar con proyectos como los de la GR-7 y la GR-142.

    Tras la realización de la fase inicial del proyecto, con los recursos humanos formados, se facilitaría la recuperación de numerosas casas que se encuentran en estado ruinoso, pudiéndose así aumentar sensiblemente el numero de plazas en alojamientos rurales existentes, y con ello incrementando significativamente la dotación de servicios necesaria para su mantenimiento.

    Es por ello que desde estas líneas instamos a las autoridades competentes: Ayuntamientos, Diputación, Universidad y Junta de Andalucía, para que con un pequeño esfuerzo de todos se consiga el relanzamiento económico de la zona, antes que caiga en manos de especuladores y gente sin el menor apego y respeto a la misma.




Tras contactar con personal responsable de la Consejería de Cultura, durante el año 2006-2007 se efectuaron algunas de las actuaciones aquí propuestas, como por ejemplo: el desescombro de los aljibes o la confección de sendas que circundan los muros de la fortaleza y el interior del recinto.

[ Arriba ] - [ Volver ]

Avance secuencial
El Fuerte: Los restos de cerámica
Anterior
Inicio
 Inicio
La Presa
Siguiente